¿CÓMO SABER SI SE ESTÁ REALIZANDO
un correcto proceso de desinfección?

CO CO Actualmente la desinfección de los elementos es de vital importancia, la llegada de la pandemia del Covid-19 también conocida como Coronavirus al mundo entero ha desatado una preocupación por la salud de todos los seres humanos, debido a que la propagación de este virus es muy fácil y rápida y es capaz no solo de enfermar, sino que en algunos casos llega a ser mortal.

Por esta razón se requiere una desinfección total de las superficies y elementos del día a día. No se puede esperar a que el virus desaparezca por sí solo, es necesario desinfectar las superficies lo mejor posible lo cual juntamente con los cuidados personales y las medidas tomadas por los gobiernos será la mejor opción para superar esta pandemia.

Tal vez se esté preguntando, cómo es un proceso correcto de desinfección, vamos a brindar unos datos específicos que le ayudaran en esta importante tarea.

Para que el desinfectante pueda actuar eficazmente deben cumplirse los siguientes requisitos en su aplicación:

a) Las gotas deben tener el tamaño adecuado para garantizar su interacción con el organismo a eliminar durante el tiempo suficiente y reaccionar sobre él. A su vez las gotas deben poder evaporarse sin necesidad de secado manual.

b) Las gotas deben ser lo suficientemente finas para cubrir toda la superficie de las zonas a desinfectar, sin generar humedades sobre las superficies y mobiliario, ni arroyos de gotas de líquido.

c) Las gotas deben ser lo más finas posible para ser capaces de acceder a los lugares más inaccesibles de los objetos como: aristas internas, hendiduras, rendijas, ángulos, esquinas, etc. y garantizar la desinfección. La Atomización convencional a baja presión con gran tamaño de gota no garantizaría la eliminación de los organismos perjudiciales en estos casos.

Se debe tener en cuenta que el tamaño del COVID19 es de apenas 0,00012 mm, por lo que el tamaño de las gotas es muy importante.

Todas las superficies, incluso las más lisas, cuentan con una rugosidad superficial característica que, En el caso de superficies metálicas pulidas, puede medirse en milésimas de milímetro. Por su tamaño tan diminuto, el coronavirus puede quedar alojado en los valles de rugosidad, escapando así a la acción del desinfectante si este no es aplicado de la manera correcta.

Por esta razón recubrir uniformemente la superficie a desinfectar con el tamaño de gota adecuado es fundamental para una desinfección eficaz.

Para entender mejor la necesidad del tamaño de las gotas debe analizarse brevemente cómo se forman las gotas:

Al abrir ligeramente el grifo del agua se forma un chorro delgado, el chorro permanece muy regular durante unos diez centímetros y a continuación se rompe y forma gotas. Si se abre un poco más el grifo, también se observa que las gotas se forman antes, esto significa que basta con acelerar la velocidad a la salida del grifo para facilitar la formación de gotas.

La tensión superficial, es una característica específica de la estructura molecular de cada líquido, puede asimilarse a una fuerza de cohesión interna en el líquido que tiende a minimizar la superficie de un fluido para volumen dado. La elevada tensión superficial del agua le induce a formar gotas demasiado grandes como para penetrar en los pequeños valles de rugosidad presentes en todo tipo de superficies.

Teniendo en cuenta la información  queda la pregunta más importante ¿Cuál es la manera correcta de aplicar los agentes desinfectantes?

La respuesta es la atomización mediante una fina niebla que cubra uniformemente toda la superficie, de este modo se logra llegar a toda la superficie y eliminar las bacterias y virus al 100%.

La generación de las gotas finas para lograr esta eficacia solo es posible trabajando con bombas de altas presiones (100 – 150 bar) utilizando boquillas muy finas y robustas, capaces de soportar dichas presiones.

La combinación adecuada de presión y caudal sobre el líquido proyectado hacen posible una desinfección eficaz con la máxima cobertura posible y la penetración en zonas poco accesibles.

Algunos de los mejores elementos para lograr este modelo de desinfección son:

Atomizadores Manuales

Atomizadores con Bomba a Alta Presión

Servicloro cuenta con los mejores equipos para lograr la desinfección de superficies y métodos para prevención y eliminación del Covid-19 (Coronavirus).

Fuente