CONOZCA LOS AGENTES DESINFECTANTES
presentes en el tratamiento de aguas

CO CO Hoy en día la desinfección del agua se ha convertido en un proceso fundamental para la humanidad teniendo en cuenta que es un recurso primordial para la vida cotidiana, es por esta razón, que es importante conocer los tipos de desinfectantes que actualmente se utilizan y con los que Servicloro cuenta.

La desinfección del agua se puede llevar acabo por diferentes formas:

1. Agentes químicos

2. Medios Físicos

Cada uno de estos procesos tienen sus ventajas y desventajas, además, hay que tener presente que cada uno se deberá llevar a cabo según sea la aplicación.

En los agentes químicos se pueden encontrar diferentes productos tales como:

Hipoclorito de sodio: es un producto que se encuentra comercialmente en forma líquida en concentraciones del 5% o 12% y se inyecta a través de una bomba dosificadora la cual deberá tener materiales especiales resistentes a la corrosión. Esta bomba usualmente está conectada a un controlador el cual mide la concentración de cloro en el agua en tiempo real y realiza el ajuste automático del residual de cloro en el agua según las PPM (partes por millón) deseadas.

De acuerdo a la experiencia de Servicloro el uso del hipoclorito de sodio se recomienda cuando el caudal de agua a tratar es por debajo de los 10 LPS.

Hipoclorito de calcio: se encuentra en estado sólido en concentraciones del 65%, fuertemente oxidante y corrosivo. Para su empleo es necesario realizar una dilución en agua, este proceso se realiza en un tanque de almacenamiento y con un agitador eléctrico para obtener una solución homogénea. Una vez diluido se puede dosificar a través de la bomba dosificadora de manera similar como se hace con el hipoclorito de sodio.

Dióxido de cloro: es un compuesto muy inestable y es por esta razón que para utilizarlo es necesario generarlo in situ (equipos de generación de cloro), para dicha reacción se emplear dos métodos: El primero, a partir del cloro gas (Cl2) y el clorito de sodio (NaClO2); el segundo, a partir del ácido clorhídrico (HCl), clorito de sodio (NaClO2) e hipoclorito de sodio (NaClO). Una de las ventajas es que no depende del pH del agua para su efectividad, además de que no genera trihalometanos en concentraciones considerables como si los genera el cloro.

Cloro gaseoso: este compuesto se recomienda cuando se va realizar desinfección en plantas con un caudal mayor a 10 LPS, este producto se encuentra almacenado en cilindros especiales de capacidad de 68 o 1000 kg. En el cilindro se encuentra una fase líquida y gaseoso. La dosificación del cloro gas se realiza mediante un equipo llamado clorador, éste está compuesto por una válvula reguladora de vacío, eyector, kit de accesorios y bomba reforzadora.

El funcionamiento consiste que a través del eyector que es un tubo Venturi, el cual por efecto del flujo de agua a alta presión, produce vacío y el gas que se evapora desde la válvula de control del clorador es conducido al eyector y se mezcla con el agua, es importante tener en cuenta que el uso de cloro gas implica riesgos de seguridad los cuales se deben prever con diferentes equipos tales como equipos detectores de fugas,máscaras con filtro, vestidos y torre de lavado cuando la aplicación así lo requiera.

Desinfección en Tratamiento de Agua

Adicional a esto, podemos encontrar los ácidos y álcalis lo cuales se utilizan para cambiar las características del agua, como, por ejemplo, en el tratamiento de aguas residuales se sube el pH con un álcalis esto con el fin de mejorar las reacciones de precipitación de metales indeseables y a la vez se destruir microorganismos, pero cuando se alcanzan altos valores de pH es necesario volver al estado inicial del agua neutralizando con un ácido.

Finalmente, en los medios físicos se encuentra la desinfección por:

Ultravioleta: a diferencia de la desinfección por cloro y ozono, no genera ningún subproducto como lo son los trihalometanos, el proceso es simple y no requiere de una supervisión una vez se haya instalado y el único mantenimiento que requiere son las lámparas, sin embargo, hay que tener en cuenta que es conveniente utilizar este tipo de desinfección una vez realizado previamente procesos físicos-químicos.

Fuente