AR AR Presurizando un hogar, diseñando un riego, dimensionado un proceso productivo, una planta de tratamiento o donde utilicemos agua y energía, debemos administrar adecuadamente estos recursos, aquí consejos útiles para hacerlo.

POR QUÉ CONSUMIR MENOS AGUA Y MENOS ENERGIA

Parece obvio y repetitivo, pero aunque en nuestro discurso lo tenemos claramente instalado, nuestras acciones no lo han asimilado. Si Ud. lee esta revista es porque indefectiblemente trata con bombas, lo que implica utilizar directamente o indirectamente agua y energía.
Esa intervención requiere tomar decisiones a diario que afectan a estos recursos cada vez más preciados, decisiones que deben tener un criterio que no sólo focalice en lo cercano e inmediato, sino en todas las consecuencias, muchas de ellas cercanas e inmediatas pero relegadas a un segundo plano.
Diseñar, seleccionar u operar un sistema de bombeo se puede realizar de diferentes maneras con distintos resultados. En cada uno de estos modos aplicamos un criterio acorde a nuestras prioridades.
En esta nota brindamos 10 consejos para que puedan armar su criterio con distintas herramientas que faciliten el ahorro de agua y energía, como principal beneficios, pero con otras consecuencias que van desde menores gastos operativos, mayor vida útil, menor mantenimiento, más un amplio, etc.


LEA LA NOTA COMPLETA
Suscribiéndose (gratis) Ud. puede leer en línea la versión completa de esta Nota Técnica


· · · · · · · CONTENIDO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES. Ingrese o Suscríbase gratis · · · · · · ·
Si Ud ya está suscripto.
Ingrese desde aquí
No está suscripto?
Suscribase gratis aquí