CONSEJOS AIGUAPRES PARA ELEGIR
una bomba circuladora para calefacción

ES ES Un circuito de calefacción es un circuito cerrado, que no recibe energía externa. Por ello, puede ser necesaria una bomba circuladora para calefacción. Solo con la inercia del calor y del agua, el circuito sería ineficiente y muy lento.

En general, la mayoría de calderas de calefacción ya tiene instalada una bomba de agua de este tipo; sin embargo, en ocasiones, debido al tipo de instalación, la altura, la longitud de la instalación… puede ser necesario instalar una bomba de apoyo.

Las bombas circuladoras son bombas centrífugas que hacer circular el agua a través de las tuberías de instalaciones de calefacción o de agua caliente sanitaria.

Aspectos para tener en cuenta en una bomba circuladora para calefacción

La bomba circuladora para calefacción se debe instalar en la tubería de impulsión del agua caliente, lo más cerca posible de la caldera.

Se alimenta eléctricamente y también debe conectarse al circuito general, para que sepa cuando debe parar y arrancar. Al conectarse en serie con la caldera, las dos arrancan y paran al mismo tiempo.

Sin embargo, si la instalación de la calefacción está dividida en zonas, se puede necesitar una bomba circuladora de apoyo para cada una de las zonas. En este caso, es necesario conectar cada bomba con el termostato de cada una de las zonas.

Bombas circuladoras de rotor húmedo

Existen dos tipos de bombas circuladoras, las de rotor húmedo y las de rotor seco. En las instalaciones domésticas, las más comunes son las de rotor húmedo. En ellas, el agua del circuito refrigera la propia bomba, no siendo necesaria la instalación de un ventilador.

De esta forma, se obtiene una instalación más silenciosa y en la que no se transmiten apenas vibraciones a las tuberías.

Fuente