¿CUÁNDO DEBES REEMPLAZAR
tu bomba centrífuga?

ES ES ¿Notas que tu bomba centrífuga está fallando y ya no funciona igual que antes? Algunos de los posibles fallos son fáciles de detectar, pero otros son bastante más complicados. Las fugas, por ejemplo, son muy habituales, incluso en condiciones normales de funcionamiento; mientras que el uso indebido de sellantes, daños en la cavitación de la bomba o de corrosión son menos frecuentes, pero perfectamente posibles.

Son varias las situaciones que pueden hacerte sospechar del mal funcionamiento de tu bomba recirculadora. Lo más importante es actuar a tiempo y reemplazarla antes de que los problemas se agraven en el futuro y ya no haya vuelta atrás.

Cuando el agua tarda demasiado en calentarse

Seguro que más de una vez has abierto el grifo de agua caliente y ha tardado más tiempo del deseado en salir, ¿verdad? Puede que esto suceda en determinadas zonas de la vivienda y en otras no, lo que indicaría que la bomba está desgastada y ya no funciona adecuadamente.

Cuando la caldera de la calefacción es muy ruidosa

Puede que ya te estés acostumbrando a escuchar el ruido molesto de la caldera, pero debes saber que esto no tiene por qué suceder. Cierto es que las calderas son siempre un poco ruidosas, pero cuando el ruido comienza a ser insoportable y fácilmente perceptible, significa que la bomba de circulación debe trabajar más, por lo que lo más conveniente sería reemplazarla.

Cuando la casa no se calienta debidamente

Alguna vez puede suceder que determinadas zonas de la vivienda se calienten perfectamente, mientras que otras queden completamente frías. En este caso, la bomba tendrá que ser cambiada para que la calefacción central se vuelva a distribuir por cada rincón.

Pompes Intercal son fabricantes de bombas centrífugas de todos los tipos desde hace más de 40 años. Son muchas las piezas que componen estos mecanismos, por lo que es importante conocer cada una de ellas y saber de qué forma trabajarlas para su correcto funcionamiento.

Fuente