EL HOMBRE QUE
hablaba con las bombas

ES ES Una de las oficinas del departamento técnico de Emica está presidida por un retrato de un hombre que posa con un bolígrafo en la mano. ¿Quién es él?

Félix era la luz guía de esta empresa de 122 años, y fue Félix quien hizo de Emica lo que es hoy.

Era natural de las Encartaciones, (una comarca vizcaína), y siempre se dedicó a las bombas. Supervisaba la planta con su chaqueta beige, con corbata o manejando un calibrador. Félix debe haber sido todo un tipo. Custodiaba con mucho celo a su clientela y sabía rodearse siempre de buenos y altamente cualificados profesionales. Siempre estuvo atento al mercado, manteniendo en todo momento ambos pies muy firmes en el suelo.

Dicen quienes conocieron a Félix que literalmente “hablaba con las bombas”, que le costaba mucho decir “no” a un cliente y que era un “inventor” famoso por decir “podemos trabajar en eso”.

Sufrió las terribles inundaciones del 83, cuando se perdió casi todo y, junto a muchos otros compañeros, superó mil adversidades más, sin dejar de escribir nuestra historia. Cuando asumió el control de la empresa en los años 90, en el sitio donde ahora se encuentra Emica, sentada en un punto alto con vista al mar y al pasado minero de esta tierra que tanto amaba Félix, es seguro decir que Félix era un muy buen Vizcaíno.

Habiendo salido del vacío que dejó hace una década, Felix estaría muy orgulloso de quién es Emica y de lo que Emica tiene y se está convirtiendo hoy.

Fuente