INTERCAMBIADOR DE CALOR
de placas soldadas Alfa Laval AC65

MX MX Alfa Laval ha presentado el nuevo intercambiador de calor de placas soldadas Alfa Laval AC65 en su primer evento de lanzamiento online de net-zero, en el que ha mostrado las nuevas ideas de vanguardia en materia de eficiencia energética, energía limpia y soluciones de economía circular.

Producido en la moderna fábrica de Alfa Laval en San Bonifacio (Italia), el AC65 está diseñado para satisfacer la creciente demanda de intercambiadores de calor de última generación para el mercado de bombas de calor de gran volumen.

Cada año, Alfa Laval suministra millones de intercambiadores de calor extremadamente competitivos en cuanto a costes al mercado de las calderas; así como cientos de miles de intercambiadores de calor de alto rendimiento y calidad superior al mercado de las bombas de calor. Sin embargo, el mundo de la calefacción ha iniciado una rápida y drástica transformación. Las calderas se están retirando gradualmente en favor de las bombas de calor. Este cambio está creando una creciente demanda de intercambiadores de calor optimizados para su uso con bombas de calor, incluyendo la última innovación de Alfa Laval, el AC65, que ofrece lo que Alfa Laval denomina: eficiencia total.

La eficiencia total incluye:
Eficiencia térmica. El rendimiento del AC65 no tiene rival. Las bombas de calor diseñadas utilizando el AC65 como evaporador pueden alcanzar COPs superiores a 4,5 en condiciones nominales.
Eficiencia de desarrollo. El diseño compacto del AC65 lo hace ideal para las bombas de calor residenciales, y está preparado para manejar nuevos refrigerantes de bajo PCG, incluido el propano.
Eficiencia del proceso. La alta capacidad de producción hace que el AC65 sea competitivo en cuanto a costes, sin dejar de cumplir los más altos estándares de calidad.

El AC65 de Alfa Laval se adapta perfectamente a las nuevas bombas de calor
El diseño alto y delgado del AC65 crea una gran longitud térmica, lo que garantiza que la unidad no sólo es un evaporador muy eficaz, sino que también es un gran condensador para las bombas de calor reversibles.

Unas cuantas características clave únicas dan a la AC65 su ventaja. La primera es FlexFLowTM, un diseño único de placas asimétricas que permite minimizar la carga de refrigerante del evaporador, reduciendo el coste total de las aplicaciones que utilizan refrigerantes sintéticos. En las aplicaciones que utilizan propano -un refrigerante natural de bajo potencial de calentamiento global que es una tendencia creciente- esta característica es aún más crítica, ya que la cantidad de propano que puede utilizarse en una sola unidad está estrictamente limitada.

El diseño asimétrico también reduce la caída de presión en el lado secundario, lo que permite utilizar una bomba más pequeña y menos electricidad.

La segunda característica importante del AC65 es el sistema de distribución DynaStaticTM.

DynaStaticTM es el último sistema de distribución desarrollado por Alfa Laval. Esta tecnología permite a Alfa Laval personalizar la geometría del distribuidor, lo que hace posible adaptar el AC65 a las futuras tendencias y necesidades de los clientes, incluidos los cambios en los requisitos de aplicación, los nuevos refrigerantes o cualquier otra solicitud. Junto con el diseño de gran longitud térmica del AC65, también explica la alta eficiencia del evaporador, ya que garantiza que la mezcla de gas y líquido que entra en la unidad se distribuye correctamente a lo largo de las placas.

Una inversión de futuro para los clientes

El AC65 puede adaptarse para satisfacer las tendencias futuras y las necesidades de los clientes, incluidos los cambios en los requisitos de las aplicaciones, los nuevos refrigerantes o cualquier otra solicitud. Las características exclusivas del AC65 lo convierten en una inversión con garantía de futuro para los clientes”, afirma Fredrik Ekström, Presidente de la Unidad de Negocio de Intercambiadores de Calor por Soldadura y Unión por Fusión.

El AC65 se produce en la nueva fábrica de Alfa Laval en San Bonifacio, que ofrece tanto altos volúmenes de producción como una alta calidad de producción, gracias a las herramientas y máquinas de última generación, según la industria 4.0″, continúa. “Con el doble de espacio de producción que su predecesora y un laboratorio térmico de última generación, la planta de San Bonifacio permite probar todos los nuevos refrigerantes de forma segura, incluidos los refrigerantes inflamables, como el propano.”

Fuente