LA ESTACION DE BOMBEO DE AGUAS RESIDUALES
en San Petersburgo usa bombas KSB 

GLOBAL GLOBAL Un Mar Báltico más limpio: esta fue la idea inicial detrás del proyecto de eliminación de aguas residuales para esta metrópoli de millones de habitantes. Hoy, 19 bombas Amarex KRT aseguran que hasta el 98 por ciento de las aguas residuales de la ciudad sean tratadas en una planta de tratamiento de aguas residuales antes de ser descargadas en el Mar Báltico.

El proyecto: una estación de bombeo de aguas residuales para San Petersburgo

La metrópoli de San Petersburgo, con sus casi 5 millones de habitantes, se encuentra directamente en la costa del mar Báltico en la desembocadura del río Newa. El objetivo de este ambicioso proyecto era garantizar que todas las aguas residuales que se vierten al Mar Báltico se procesen primero en una planta de tratamiento de aguas residuales. Para lograr este objetivo, la ciudad de San Petersburgo también buscaba cumplir con los exigentes requisitos de Helcom, una comisión intergubernamental de países en el Mar Báltico, y hacer una contribución efectiva para mantener limpio el Mar Báltico.

La estación de bombeo de aguas residuales de San Petersburgo se planificó como la pieza central de un sistema de túneles de doce kilómetros de largo diseñado para transportar millones de litros de aguas residuales a una planta de tratamiento de aguas residuales.

El desafío: una solución completa para bombear aguas residuales desde una gran profundidad
Este proyecto presentó desafíos específicos en dos áreas distintas:

A nivel técnico: la construcción de una estación de bombeo de aguas residuales en una estructura de pozo capaz de elevar las aguas residuales de una metrópoli de millones desde una profundidad de 92 metros para que pueda fluir a la planta de tratamiento de aguas residuales a través de un sistema de túneles.

Y en términos de logística, el cliente decidió optar por una solución “de una sola fuente”. Además de suministrar las motobombas sumergibles, los variadores y los inversores de frecuencia, KSB también tuvo que proporcionar todos los servicios posteriores, incluida la supervisión del proyecto de eliminación de aguas residuales. La planificación hidráulica y los servicios de ingeniería, incluidas las pruebas sofisticadas de modelos físicos, también formaron parte del paquete integral proporcionado por KSB.

La solución: bombas de aguas residuales para los requisitos más estrictos

Un total de 19 bombas robustas de la gama probada de aguas residuales Amarex KRT, incluidos los sistemas de control y los inversores de frecuencia, ahora se utilizan para la eliminación de aguas residuales en San Petersburgo. KSB adaptó individualmente los sistemas hidráulicos de las bombas de aguas residuales a los requisitos especiales de la estación de bombeo. Las bombas accionadas por motores sumergibles instalados en seco con una potencia de 700 kW cada una transfieren el agua residual desde una profundidad de 92 metros a un sistema de túnel; desde aquí fluye por gravedad a la planta de tratamiento de aguas residuales.

Con este proyecto de tratamiento de aguas residuales, KSB ha hecho una contribución sustancial para garantizar que hoy en día hasta el 98 por ciento de las aguas residuales generadas por los millones de habitantes de San Petersburgo puedan ser completamente tratadas.

El proyecto de aguas residuales se desarrolló sobre la base de una estrecha cooperación entre Rusia y Finlandia. El estado finlandés estuvo involucrado desde el principio y desempeñó un papel clave en la financiación del proyecto. Además, KSB utilizó la experiencia finlandesa para los sistemas de control. La estación de bombeo de aguas residuales se completó y entregó en  el Año Internacional de la Cooperación del Agua. El objetivo de este año especial fue crear conciencia sobre los desafíos de la industria del agua y la creciente demanda de agua como un recurso valioso. Los operadores de la planta también querían alentar a las personas a ser más conscientes de cómo usan el agua.

Fuente