LAS BOMBAS PERISTÁLTICAS DE MANGUERA mejoran la minería
de metales preciosos

AR AR GLOBAL GLOBAL Cuando se trata de bombas, la minería de metales preciosos plantea muchos desafíos. La dificultad aumenta cuando la pasta contiene productos químicos. Sin embargo, un nuevo estudio publicado por el Grupo de Tecnología de Fluidos de Watson-Marlow (GTFWM) concluyó que estos obstáculos pueden superarse con lo último en tecnología de bombas peristálticas de manguera.

El estudio se centra en la implementación de la tecnología de bombas peristálticas en la minería de metales preciosos. Los precios de mercado de los metales y minerales preciosos, junto con la lejanía de las minas y las difíciles condiciones de extracción, hacen que seleccionar la bomba óptima para transportar la pasta y los relaves de forma segura y responsable sea más importante que nunca, no solo para operar con eficiencia sino para proteger el ambiente.

El estudio, elaborado por especialistas en minería del GTFWM, indica que las bombas peristálticas de manguera permiten a los operadores de minas optimizar la rentabilidad mejorando el tiempo de operación, reduciendo los costos de mantenimiento y aumentando la seguridad in situ.

La tecnología adecuada para la aplicación correcta

Las minas suelen usar un mínimo de dos bombas por tanque: una para extraer material del tanque y la otra para alimentar un filtro ubicado a una distancia variable de hasta 300 metros.

Wilfried Staijen, gerente de cuentas de Bredel Hose Pumps en el WMFTG, explica el objetivo del estudio:

“Si bien las bombas centrífugas han tenido una amplia aceptación en la minería de metales preciosos, en especial para aplicaciones con tanques de sedimentación y flujo inferior, en realidad exhiben muchas deficiencias importantes. Por ejemplo, la cantidad de sólidos secos que pueden procesar las bombas centrífugas es baja. En diversas aplicaciones, los rotores de las bombas duran unas pocas semanas, debido a la fuerte acidez o al contenido abrasivo”.

“Se trataba de mostrar a las empresas mineras que el rendimiento de las bombas de manguera está mucho menos afectado por aspectos de la dinámica de fluidos tales como la densidad y viscosidad de la pasta, las condiciones de la succión y la presión de descarga. Además, la abrasividad o agresividad de la pasta y los químicos no las afecta. Es muy satisfactorio que este documento explique estos puntos de forma tan eficaz”.

Las bombas peristálticas de manguera, como las unidades de Bredel, casi no necesitan mantenimiento. La única pieza de desgaste es la manguera, que se cambia in situ y sin ninguna herramienta especial.

Ejemplos reales

El estudio del GTFWM detalla una gran cantidad de ejemplos convincentes de minas que han mejorado sus procesos con las bombas de manguera Bredel. Por ejemplo, la mina de CMOC International en Ouvidor, Brasil, extrae y procesa niobio, un elemento que se usa cada vez más en las superaleaciones con las que se fabrican los componentes resistentes al calor de los motores a reacción. En Ouvidor, la pasta contiene 44 % de niobio, además de agua, ácido sulfúrico, alcohol isopropílico y un floculante. A medida que la pulpa se concentra más y más en el fondo del tanque de sedimentación con flujo inferior, el contenido de sólidos aumenta hasta llegar al 75 %.

Tiempo atrás, en la mina se descubrió que las bombas centrífugas no podían trabajar con semejantes concentraciones, ya que sufrían importantes averías debido al desgaste abrasivo y los ataques químicos. En la actualidad, la mina de Ouvidor utiliza varias bombas de manguera Bredel, algunas de las cuales han estado funcionando durante casi una década. De 18 a 24 horas por día, las unidades 100, 80, 65 y 50 de Bredel bombean pulpa de niobio para trasladarla entre tanques.

Fuente