LIDERING MODELO LTB16: La solución química de los sellos mecánicos

ES ES Cuando un proceso implica trabajar con fluidos químicamente muy agresivos, los componentes de nuestros sistemas deben estar preparados para ello, incluidos los sellos mecánicos, evitando así, que acabe siendo el punto débil de la instalación.

Las disoluciones ácidas o alcalinas en concentraciones muy elevadas son comunes tanto en la industria química como en la alimentaria. En el sector de la automoción podemos encontrar, por ejemplo, bombas de trasiego de ácidos como el clorhídrico o el sulfúrico como mordientes para decapar planchas de metal destinadas a carrocerías. En el sector papelero son necesarias multitud de sustancias alcalinas como el hidróxido de sodio y ácidas como el dióxido de cloro y el peróxido de hidrógeno para obtener y blanquear la celulosa. En la industria alimentaria es frecuente el uso de sustancias como el ácido fosfórico para elaborar multitud de productos.

Los sellos mecánicos estándar en contacto con estos productos químicos tan agresivos son atacados químicamente. El modelo LTB16 es la solución, tanto por diseño como por calidad de los materiales de construcción.

CARACTERÍSTICAS DEL MODELO LTB16

La cara de roce de la estacionaria de este modelo Tipo T, se fabrica en alúmina (óxido de aluminio) con una pureza del 99%. Este material es uno los materiales más resistentes químicamente que existen en la naturaleza y para un rango de temperaturas “normales” se considera inerte y es prácticamente imposible que reaccione con ninguna otra sustancia. También presenta una alta resistencia al desgaste, ya que es una de las sustancias más duras que existen.

Por otro lado, la cara de roce de la parte rotante se fabrica en PTFE, uno de los materiales sintéticos con mayor resistencia química. Además presenta propiedades auto-lubricantes que reducen el desgaste en condiciones de lubricación escasa. Como juntas secundarias utiliza dos juntas planas en PTFE para la Parte Fija y un fuelle de PTFE para la parte rotante. Con estos diseños y materiales conseguimos asegurar que los puntos de sellado no serán químicamente débiles. Además, el hecho de que la cara de roce rotante se encuentre fabricada a partir de la misma pieza de PTFE que el fuelle, reduce la posibilidad de cualquier punto de fuga.

El diseño interno es otro aspecto diferencial del LTB16. El hecho de que el fuelle de PTFE esté equilibrado y que la parte fija tenga una forma de T, permite instalar el sello externamente, evitando que el fluido pueda entrar en contacto con las partes internas del sello (muelles, carcasa exterior o anillo de fijación).

Esta característica, junto con la capacidad auto-lubricante de la cara de PTFE, permite que el sello LTB16 pueda ser utilizado también en agitadores verticales, en los que la velocidad de rotación sea muy reducida. El hecho de que el LTB16 esté equilibrado permite, también, que pueda ser utilizado en condiciones de vacío.

Por todo esto, el LTB16 es un sello ideal para multitud de aplicaciones muy agresivas químicamente.

Fuente