MINA EN MÉXICO UTILIZA BOMBAS GSZ-150-4 de Tsurumi para realizar un potente desague

MX MX GLOBAL GLOBAL En una instalación minera localizada en el estado de Chihuahua, el sistema de desagüe fue construido utilizando exclusivamente 80 bombas Tsurumi, entre ellas seis bombas GSZ-150-4.

Durante la última década, la mina ha reemplazado bombas de otras marcas con referencias de Tsurumi, gracias a su calidad, confiabilidad y precio.

La gestión del agua es tal vez el aspecto más desafiante en el proceso de excavación de muchas minas. En una planta que extrae barras de doré (aleaciones semipuras de oro y plata) en el estado mexicano de Chihuahua, la mezcla de roca expuesta y agua representa un desafío creciente que los trabajadores e ingenieros deben enfrentar para garantizar operaciones sin problemas.

Si bien las instalaciones de la mina comenzaron a funcionar con bombas de otros fabricantes, durante los últimos diez años han recurrido por completo a las bombas Tsurumi para implementar un sistema de desagüe confiable y rentable. Es una tarea complicada, ya que el sistema debe estar en capacidad de mover grandes cantidades de lodo, agua con solidos y grava de forma continua, las 24 horas del día. Seis de las últimas incorporaciones al sistema son bombas de desagüe GSZ-150-4 trifásicas de gran volumen.

“Para la elección de las bombas GSZ fue crucial que tenían gran capacidad de flujo, el cual es lo suficientemente potente para la profundidad y las características de la mina”, dijo arry De la Torre, presidente de Clowe & Cowan, un distribuidor de Tsurumi en El Paso, Texas. “Los representantes de la mina dijeron que necesitaban bombas para extraer mucha agua rápidamente, por eso se recomendaron estas tan potentes. Existen bombas similares de otras marcas, pero solo Tsurumi combina calidad, confiabilidad y precios razonables”.

Construídas para durar

Las bombas utilizadas en los sistemas de desagüe en el sector minero deben estar diseñadas para alcanzar exigentes condiciones de rendimiento y potencia. Las minas son entornos difíciles que combinan elementos abrasivos con maquinaria pesada, lo que hace que la resistencia al desgaste sea crucial. La GSZ es una de las bombas sumergibles de alto volumen más potentes disponibles en el mercado, con capacidad para bombear hasta 5.000 GPM. Fabricada con materiales de impulsión de alto contenido de cromo y acero inoxidable, la serie GSZ es capaz de afrontar las condiciones de desagüe más complicadas.

“Los productos de Tsurumi son conocidos por su fuerza y ​​calidad, y eso es exactamente lo que buscaban los gerentes de la mina de Chihuahua”, dijo Vicente Marín, Gerente de Ventas de Representaciones Industriales Marin (RIMA), un distribuidor de Tsurumi en México. “Con una reputación de gran durabilidad, algunas de sus bombas incluso se pueden encontrar funcionando hoy, después de más de 25 años de servicio activo”.

Actualmente, la planta de Chihuahua cuenta con cerca de 80 bombas Tsurumi en funcionamiento. Además de los seis modelos GSZ-150-4, la mina emplea docenas de bombas de la serie LH (flujos medios a altos en altura alta) y LHW (capacidades de altura extremadamente alta), incluidas las LH411, LH422, LH6110, LH645, LH25.5W y LH430W.

Fuente