MONITOREO INTELIGENTE KSB
en entornos explosivos

GLOBAL GLOBAL KSB ahora ofrece soluciones de monitoreo inteligente para bombas y otros equipos rotativos utilizados en atmósferas potencialmente explosivas.

Durante los últimos dos años, KSB ha desarrollado una amplia gama de soluciones para garantizar que las bombas estén listas para la era digital, incluida la cartera de productos para la solución de monitoreo KSB Guard. Tanto la interfaz de datos KSB Guard como el servicio de monitorización KSB Guard se lanzaron al mercado con gran éxito y han demostrado su eficacia en innumerables aplicaciones. KSB ha agregado ahora una nueva versión de hardware a la solución para su uso con atmósferas potencialmente explosivas (ATEX zona 1 con atmósfera de gas).

Fácil actualización

La solución de monitoreo inteligente KSB Guard está diseñada para monitorear bombas ya instaladas y, por lo tanto, es ideal para reequipamiento, independientemente de la marca de la bomba. Una unidad de sensor, que comprende un sensor de vibración y un sensor de temperatura, unida al soporte de cojinetes de la bomba y / o la linterna de accionamiento u otro equipo giratorio, registra los datos relevantes. La unidad de transmisión y batería transmite de forma inalámbrica los datos de medición a una puerta de enlace que, a su vez, transfiere los datos a través de una comunicación móvil cifrada a KSB Cloud. Aquí es donde se evalúan y procesan los datos. Luego, el usuario puede ver la información en la aplicación KSB Guard y en el portal web de KSB Guard.

Una característica completamente nueva de la solución KSB Guard es el uso de hardware con certificación ATEX. La puerta de enlace KSB Guard ATEX se suministra en una carcasa antideflagrante. Las antenas externas pueden atornillarse directamente o colocarse en otro lugar a través de un cable de extensión si es necesario. La unidad de sensor KSB Guard ATEX y la unidad de transmisión y batería KSB Guard ATEX son intrínsecamente seguras (Ex-i). Ambas soluciones también son adecuadas para la instalación en exteriores gracias a las robustas baterías de cloruro de tionilo de litio con una vida útil de 5 a 8 años junto con intervalos de medición de 60 minutos.

Del mantenimiento reactivo al proactivo

Los usuarios de la solución KSB Guard se benefician de una mayor transparencia y fiabilidad operativa, por ejemplo, al recibir notificaciones cuando se superan los valores límite. Gracias a los análisis de tendencias, los daños inminentes pueden detectarse en una etapa temprana y prevenirse. Los datos medidos se pueden ver a través del portal web o la aplicación en cualquier momento y en cualquier lugar, lo que permite planificar mejor los trabajos de mantenimiento. Además de facilitar a los usuarios el cambio del mantenimiento reactivo al proactivo, la solución también ayuda a identificar posibles ahorros de energía.

KSB Guard allana el camino para el mundo de la Industria 4.0, que se basa en tecnologías innovadoras como la inteligencia artificial y el aprendizaje automático. Un equipo de ciencia de datos garantiza que los algoritmos en KSB Cloud y la evaluación de datos se optimicen continuamente.

Fuente