TELEMANTENIMIENTO
como estrategia de futuro

ES ES El telemantenimiento, también conocido como mantenimiento remoto o a distancia, es una estrategia que aprovecha las tecnologías de telecomunicaciones para llevar a cabo tareas de mantenimiento en equipos, maquinaria o sistemas sin la necesidad de que el personal de mantenimiento esté físicamente presente en el lugar.

Esta práctica ofrece diversas ventajas para las organizaciones:

  1. Ahorro de costes por anticipación a posibles averías: La utilización de sistemas de monitoreo remoto y sensores permite un seguimiento continuo del estado de los equipos. Esto facilita la identificación temprana de posibles problemas, reduciendo costes asociados con reparaciones mayores y aumentando la disponibilidad de los activos.
  2. Ahorro de Costes derivados de desplazamientos: El telemantenimiento reduce significativamente los gastos asociados con desplazamientos, alojamiento y logística. Al eliminar la necesidad de presencia física, se optimizan los recursos financieros de la organización.
  3. Rentabilidad y eficiencia de la mano de obra disponible a través de la optimización del tiempo: Elimina desplazamientos innecesarios, permitiendo a los técnicos abordar múltiples tareas de monitoreo y mantenimiento simultáneamente, mejorando la productividad y la capacidad de respuesta ante situaciones críticas.
  4. Acceso a Datos Históricos y Análisis Predictivo: Permite recopilar datos históricos para realizar análisis predictivos, identificando patrones de fallas recurrentes y tendencias de deterioro. Esto facilita la toma de decisiones preventivas y la optimización de la vida útil de los activos.
  5. Mayor Flexibilidad Geográfica y Escalabilidad: Facilita la gestión de activos distribuidos en ubicaciones diversas, permitiendo monitorizar y mantener equipos desde un centro de control centralizado. Además, proporciona flexibilidad para adaptarse a cambios en la escala de operaciones.
  6. Mejora en la Seguridad del Personal: Al reducir la necesidad de desplazamientos a ubicaciones peligrosas, contribuye a mejorar la seguridad de los trabajadores, minimizando las exposiciones a riesgos laborales.
  7. Reducción de la huella de carbono: Al minimizar los desplazamientos del personal técnico, el telemantenimiento contribuye a la sostenibilidad ambiental al disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero asociadas con el transporte.

Por todo ello, el telemantenimiento emergerá como una herramienta integral necesaria para la gestión eficiente de activos.

Fuente